Etiquetas

, ,

juniperusLos esperados veranos llenan nuestros pueblos, pero también los agitan.  Más gente, más vida, sí; pero también, a veces pequeños conflictos.

En este orden de cosas, la figura del Alcalde Pedáneo ha sido y es fundamental.  Es la autoridad en el lugar, que para o reconduce aquello que se salga de la línea acostumbrada.

Hace ya un año y medio que Sobrepeña dejó de ser Pedanía, y se nota. El no haber Alcalde Pedáneo sumado a que la autoridad actual (el Ayuntamiento de Merindad de Sotoscueva) no aparece, está siendo aprovechado por algunos habitantes del verano para actuar a su libre albedrío (entre otras acciones que no ayudan a mejorar la imagen del pueblo, atribuirse autoridad para poner un cartel de prohibición de coger piedras que están en suelo público, colocar un toldo chabolista a la entrada de la Casa Concejo que la afea bastante o cultivar una tomatera en la plaza), que afortunadamente no se hacen en ningún otro pueblo, y que tampoco se hicieron en Sobrepeña.

Subiendo el listón, lo último, la sinrazón pura: el enebro de la fotografía, plantado hará unos treinta años, cuidado, sano, que no estorbaba para nada, que llenaba un espacio y que no dañaba a la casa cercana, fue víctima de una motosierra entre la tarde del miércoles 13 y el viernes 15 de este mes de septiembre.

Anuncios