Etiquetas

,

Río Guareña         

Una de las consecuencias de las tremendas riadas de últimos de enero y febrero, ha sido la desaparición de la característica cascada en el sumidero del río Guareña, que junto con la Ermita y su Campa, han constituido las dos imágenes icono del Complejo Kárstico.  No obstante, lo más preocupante, es la estabilidad de la Campa de San Bernabé, que se asienta sobre el sumidero.

También esas riadas han descubierto, al excavarla de nuevo, la Sala Negra que estaba taponada por sedimentos; y han rebajado varios metros el suelo de la Sala Cacique.

Anuncios